Hace tiempo leí en el periódico que en Francia había triunfado la venta de una revista que en principio era solo para lesbianas, pero que la ha comprado todo tipo de público, incluso el heterosexual.

Navegando por internet parece que no es una revista al uso sino que es un nuevo género llamado Mook: mezcla de magacín y book.

Su ingrediente es: cultura lésbica.

Este mook: “Well, well, well” vale 15 euros, se publica semestralmente y tiene muchas páginas.

De las personas que entrevistan y/o mencionan ¡no conozco a ninguna!
Así que lésbicamente hablando ¡carezco de cultura!

Por ejemplo citan a Céline Schiamma, directora de cine. Y anoto que tengo que ver su película “Tomboy”.

Acabo de ver su película “Tomboy”.

Sin ánimo de desvelar el nudo de la película, narra un verano de un niño que no quiere crecer pero el problema es que tiene cuerpo de niña. La “pelí” me ha gustado porque me gustan las películas de adolescentes porque te sitúa frente a la escalera de la madurez y a veces subir los peldaños no es fácil…
Narra los primeros besos que cuando eres niño, ¡son tan fáciles! solamente es necesario pegar dos caras.

Y narra también la gran distancia que hay entre lo que uno quiere:

que vean los demás de uno mismo,
lo que uno se ve de sí mismo
y lo que uno es en realidad.

Anoto también, a Audre Lorde como poeta para futuras lecturas.

Y anoto a Zanele Muholi como fotográfa:


Así que esperaré la publicación del segundo número de “Well,well, well” para seguir denotando cultura lésbica.

Au revoir!

Café cortado cósmico

Anuncios