SAM_1993

 

Después de haber almorzado esta película, pienso que: ¡Sí! Nacemos con un pan bajo el brazo.

Un pan integral porque así le gusta a tu madre, como una papeleta  electoral del color que quiere tu familia, como un himno en tu oreja del equipo de fútbol del que tu padre es hincha, como la obligación de levantarte los domingos  antes de misa, como la música de tu primo mayor y de repente, ¡zas!

¡Creces!

Ahora es tu turno, ahora entras tú a la panadería, puedes elegir lo que quieras,

llevas un pan bajo el brazo, ¡sí! pero entras…

 

 


 

Vean esta deliciosa película,  con ingredientes sobre el encuentro de la identidad sexual, nada estereotipada.

 

 

                                                                                       Café cortado cósmico

Anuncios