amaras al projimo como a ti mismo

El tema de  la homosexualidad como enfermedad vuelve a las bocas de personas cuyos objetivos me desconciertan. Hasta donde yo sabía: El 17 de mayo de 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) excluyó la homosexualidad de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud. Las distintas organizaciones y países hicieron lo propio en diferentes acontecimientos.

Haciendo gala de su actualización medica y científica el Cardenal Fernando Sebastián ha dejado sus rezos y la paz espiritual para  decir que la homosexualidad es una enfermedad que se puede tratar, en este articulo detalla sus razones. Estando como está La Iglesia y con todos los problemas que tienen que solucionar ha debido de tener una iluminación muy clara para dedicarnos su tiempo a los homosexuales.

Por otro lado, me  encuentro rondando por Internet esta imagen en la que la Doctora Rosalía Pineda Rodríguez  incita a las personas a sospechar del lesbianismo de las mujeres de la familia afirmando que puede ayudarlas corrigiendo su homosexualidad. Me parece que con mucha ligereza a puesto fotos de mujeres que dudo conozca y probablemente no hayan autorizado su difusión y sin embargo en Internet no aparece ni tan sólo una foto de esta Doctora que cura lesbianas desde el escondite de los cobardes.

la doctora que cura la hosexualidad recortada

Y por ponernos a sospechar como dice la que se denomina Doctora Rosalía Pineda podemos sospechar que algunas personas no responsables con la salud de las personas y con una profesionalidad más que dudosa quieren enriquecerse a consta del engaño y la falta de respeto.  Montan una clínica de desintoxicación homosexual y se quedan tan anchos.

Yo soy lesbiana no me lo quitan ni 20 Cardenales ni 40 Rosalías y no quiero que me curen ni me corrija nadie,no estoy enferma, es mi condición sexual y  me siento muy feliz siendo como soy.  Me pongo el pelo como me da la gana,  me visto  de lo que quiera y tengo las relaciones que me salga de mi bonita vagina. Vivo mi vida muy felizmente no necesito meterme en la vida de nadie ni abogar por el desprestigio de nadie.  No quiero calificar de enferma a toda persona que hace lo que a mí no me gusta o me interesa, convivo con las personas y las respeto.  Me gusta apoyar los derechos de tod@s y de momento no me he sentido con la necesidad de salir a la calle para que le recorten derechos a otras personas porque a mi moralmente me parece mal. A mi entender detrás de todo esto encontramos una interpretación sesgada y simplista de algunas religiones, yo de las religiones no soy muy amiga, actualmente me declaro atea, pero de mi infancia de misas de domingo y de catequesis  me queda un recuerdo de : amar al prójimo como a ti mismo, parábolas de perdón de los pecados, darle tu mano a quien la necesite..etc . Modos de entender la religión que lejos están del Cardenal y la Doctora.

Cardenal y Doctora desintoxicadora de lesbianas, en mi vida decido yo, ocúpense ustedes de sus cosas y encomiéndense a sus dios porque aquí no huele a mucho a amor al prójim@!!!!

Azul

Anuncios