Imagen

Desde que  Café cortado cósmico publicó su último post  “¿Tengo una pregunta?” he estado pensando en varios temas. Por un lado, el tema de la visibilidad, es cierto que nos quedamos parcas en tópicos porque somos poco visibles.

Algunas personas piensan en las lesbianas como extraterrestres, no conocen a ninguna, no han visto a dos mujeres de la mano, no se han relacionado con ellas,  a veces alguien dice : “ conocía a dos chicas que vivían juntas cerca de mi casa que yo creo que lo eran”. ¿Es un misterio el lesbianismo?

Nos cuesta mucho hacernos visibles,  salir a la calle de la mano, darnos besos en la boca en cualquier sitio, presentar a tu novia/mujer en las situaciones cotidianas de la vida. En ocasiones se tiende a pensar que a los demás no les importa tu vida, pero no se trata de eso se trata de ser  visible, de ser como uno es.

La normalización va de la mano de la visibilidad y ya sé que es duro en ocasiones y resulta más fácil pasar desapercibido, pero es una tarea con la que hay que comprometerse. Somos lesbianas y estamos orgullosas. ¡¡¡Ánimo!!!

El otro punto es el de que no follamos en los armarios y aquí nos podemos cargar otro estereotipo; hay quien folla mucho en el armario, y quien no folla y se cultiva el cerebro. En aquella conversación me las quise dar de culta porque aún no me he leído  “El diario de Ana Frank”, mi armario fue tormentoso pero se follaba a ritmo de adolescente.

Azul

Anuncios